packaging

Los plásticos y microplásticos son un gravísimo problema para el medio ambiente y en especial para la salud de nuestros mares y océanos.

Como artesana ceramista defiendo el uso de materiales más nobles en el día a día y con mi pequeña producción de cerámica utilitaria aspiro a ayudar a que cada vez haya más cerámica y menos plástico en las casas.

Como persona preocupada por el estado actual de los ecosistemas, intento que el impacto de mi actividad sea el menor posible. Por eso invierto en un empaquetado que sea lo menos nocivo para el medioambiente y, sobre todo, libre de plástico.

Los pedidos se envían en cajas de cartón. El material de relleno para el acolchado está fabricado con almidón de guisante. Su ligereza reduce el peso de los paquetes y por lo tanto su huella ecológica asociada al transporte. El material es biodegradable y reutilizable.

El precinto es de papel procedente de silvicultura sostenible y con adhesivo de caucho natural, sin plásticos ni siliconas.

clayplastic.png